jueves, 10 de febrero de 2011

Górecki

Porque hasta cierto punto (y hasta casi todos, de hecho) no importa qué hayamos hecho, cuándo lo hayamos hecho, dónde lo hayamos hecho, antes de quién lo hayamos hecho. No importa lo que digamos, lo que pensemos, lo que creamos, lo que creemos... En realidad, en el rasero que sólo algunos saben colocar, no discierno si afortunada o desgraciadamente, en ese rasero que separa las personas de entre la gente, lo único que importa es el porqué. La razón de que tengamos iniciativa, de que sintamos, de que esperemos, de que soñemos. La razón que nos dé pie a tirar la primera pieza de un dominó cuyo fin apenas se ve. La razón que nos hace dar un paso después del otro. La velocidad es lo de menos. Cada uno ha de sentirse cómodo con la propia, y alegrarse de que haya más pies caminando alrededor. Creando caminos que puedan servir como referencia, no como ejemplo. Simplemente dando ideas. Haciendo que el mundo no deje de girar.

Pero para eso suele hacer falta un pequeño empujón... aunque ese sea otro tema.



http://www.youtube.com/watch?v=UPHaNAnG3PQ
http://www.youtube.com/watch?v=kyrSpTkvVsM
http://www.youtube.com/watch?v=8JkY8HOdMg4
http://www.youtube.com/watch?v=qq2IJGl3Y5E
http://www.youtube.com/watch?v=hnhJhhzbpgg

Disfrutemos de toda la libertad que tenemos y de la que aparentamos carecer.

1 comentario: