jueves, 18 de agosto de 2011

Si mis manos pudieran deshojar


Yo pronuncio tu nombre
en las noches oscuras,
cuando vienen los astros
a beber en la luna
y duermen los ramajes
de las frondas ocultas.
Y yo me siento hueco
de pasión y de música.
Loco reloj que canta
muertas horas antiguas.

Yo pronuncio tu nombre,
en esta noche oscura,
y tu nombre me suena
más lejano que nunca.
Más lejano que todas las estrellas
y más doliente que la mansa lluvia.

¿Te querré como entonces
alguna vez? ¿Qué culpa
tiene mi corazón?
Si la niebla se esfuma,
¿qué otra pasión me espera?
¿Será tranquila y pura?
¡¡Si mis dedos pudieran
deshojar a la luna!!

Federico García Lorca

Ya son 75 años sin ti. Toda una eternidad, todo un martirio. Grande entre los grandes, difícilmente olvidable.

1 comentario:

  1. "Compañeros de todo el mundo, hombres de carne con vicios y con sueños, ha llegado la hora de romper las puertas."

    Grito hacia Roma. Publicado en Poeta en Nueva York. 1940.

    ResponderEliminar